Total de visualizações de página

sexta-feira, 17 de outubro de 2008

Ay mí niña

Tus labios insensatos son mi cueva.
Me corta tu mirada juvenil.
Me pone tu olor de mujer nueva.
Tus ojos son mí razón pueril.

Mí niña ya de otros en otros días.
Soy tuyo y seré por más mil lunas.
Aunque sienta en ti pasiones frías.
Tu toque me enriquece de fortunas.

No quiero nada más en vida.
Ni pido al cielo ninguna cosa rara.
Solo busco en ti una salida.
Del mundo al que siempre planto cara.

Nenhum comentário: