Total de visualizações de página

sexta-feira, 31 de outubro de 2008

Dijo Mozart

Ríete de la vida a carcajadas.
Buen humor de buen hombre,
Nada, ni nadie, es serio, somos bromas,
mal contados, te crees todo?
Lo tomas en serio, como todos.
Si todo es juego, no te plantes,
No plantees, somos mutantes,
Chistes flotantes, cuánticos.
Un despilfarro sádico,
Sarcástico, catársico
Cada cual lleva sus risas,
luce sus dientes,

Toman tu pelo?
tomemos sus pechos,

Ríete con ganas,
Búrlate de los otros estáticos,
Andantes paralíticos,
Ciegos videntes,
Sordos oyentes,
Y su pandilla de formales,

Ríete, ahorca a los monarcas en sus corbatas,
Los señores feudales ahogados en carcajadas,
Y burgueses reaccionarios muertos a porrazos.

Ríete de todo, no lo tomes a pecho,
Burlarse esta en tu derecho.
Y no profanes nuestra ley mágica.
No defraudes nuestra pieza trágica.
Morir de reir, en sus propios fluidos.
Es el destino de los aturdidos.

sexta-feira, 17 de outubro de 2008

Melodrama

M´han dicho que la lengua en que escribo,
Es drama del fin desde el principio.
Y huele a desesperación en cada coma.
En ella hay tragedia tal cual goma.
La lengua más melosa de las lenguas,
Me suena ya mas dulce que amarga.
No me roza el oído tal cual plaga.
No me duele escucharla ni sus reglas.

Castellana, española de raíz latina.
Esa lengua que hoy se me aproxima.

Se me hace más pintoresca que la mía
Se me hace como lienzo en bello día.

Ay mí niña

Tus labios insensatos son mi cueva.
Me corta tu mirada juvenil.
Me pone tu olor de mujer nueva.
Tus ojos son mí razón pueril.

Mí niña ya de otros en otros días.
Soy tuyo y seré por más mil lunas.
Aunque sienta en ti pasiones frías.
Tu toque me enriquece de fortunas.

No quiero nada más en vida.
Ni pido al cielo ninguna cosa rara.
Solo busco en ti una salida.
Del mundo al que siempre planto cara.

segunda-feira, 13 de outubro de 2008

Al andaluz

Si no puedo escribirte palabras dulces.
Te escribiré en sangre mis deseos.
Aguantando el peso de un orfeo
Transpiro tu aurora en pocas luces.

Te dejo mis ínfimas letras pobres.
Que son mas sufridas que la muerte.
Como dote del mas rico de los nobles.
Te regalo mí pasión a cualquier suerte.